FANDOM



Ellas por Ellas fue una teleserie de Canal 13, emitida durante el segundo semestre de 1991. Basada en la historia original Elas por Elas del autor brasileño Cassiano Gabus Mendes, la adaptación corrió en manos de los guionistas Silvia Hojman y Claudio Navarro. Contó con la dirección de Ricardo Vicuña.

Protagonizada por Bastián Bodenhöfer y Ana María Martínez. Con las actuaciones de Liliana García, Adriana Vacarezza, Soledad Alonso y Gloria Laso. Participaciones antagónicas de Rebeca Ghigliotto, Sandra Solimano y Lucy Salgado. Estelarizada por Cristián Campos, Patricio Achurra, Álvaro Rudolphy, Catalina Guerra, Carlos Embry y Sandra O'Ryan.

Se trató de una historia coral protagonizada por un grupo de amigas de la infancia, que se convirtió en la producción ganadora terminando 1991.

A pesar de su éxito el año de su estreno, nunca más ha sido retransmitida.

Argumento

Marcia Hurtado (Ana María Martínez) es una acomodada mujer que un día tiene la ocurrencia de reunir, después de veinte años, a las siete mujeres con las que formó en la adolescencia un grupo de scouts y con quienes entabló una bella amistad. Su llamado telefónico sorprende a todas, ya que ni Wanda (Liliana García), Adriana (Soledad Alonso), Marlene (Adriana Vacarezza), Helena (Rebeca Ghigliotto), Natalia (Sandra Solimano), ni Carmen (Gloria Laso), pensaban que algún día volverían a juntarse. El encuentro se lleva a cabo en la casa de Marcia, donde cada una lleva un regalo para jugar a la Amiga Secreta. Sorpresas, bocadillos y risas son parte de esta reunión donde los recuerdos de la juventud, más el actual pasar de todas, son vitales en la conversación. Natalia es la única de las antiguas compañeras en no asistir, pero envía su regalo como muestra de agradecimiento ante la invitación. Este obsequio causa una tremenda conmoción entre las mujeres al llegar a su destino y revelar el objeto en su interior: un pájaro muerto. El desagradable presente es un símbolo de la situación actual de Natalia, amargada por los recuerdos de hace dos décadas, y que no olvida ni perdona a ninguna de las que solían ser sus amigas, ya que insiste en que dentro de ese grupo, está la culpable de haber empujado a su hermano menor, José Ignacio, desde un acantilado, provocándole la muerte. Natalia ve en este reencuentro la oportunidad de vengar la muerte de su pequeño hermano y encontrar a la responsable de su fallecimiento hace veinte años. Por lo que manipula a Carlos (Álvaro Rudolphy), su otro hermano, para que seduzca y conquiste a una de ellas, y así lograr dar con el paradero de su enemiga a destruir. Carlos se verá involucrado en un triángulo amoroso entre las ex amigas de su posesiva hermana, al conquistar y enamorar a la tímida y sin compromisos de Marlene, mientras que ama a Wanda, sin ser correspondido por ella. En estas dos mujeres, Natalia descargará su ira al considerarlas fuertes sospechosas.

Paralelamente, conocemos la encrucijada en la que se encuentra Wanda, al tener una relación con Adán (Sergio Hernández), un hombre casado, del que se lleva una sorpresa mayúscula al descubrir que es esposo de Marcia. Un día,  visitando a su enamorado en su oficina, dando por terminado su idilio, Adán sufre un infarto cardíaco que termina por matarlo, frente a ella, que huye del lugar. Después de enterada de su muerte, Marcia descubre que su marido tenía una amante, por lo que se propone buscar a esa mujer con que Adán la engañaba y que estuvo con él al morir. Para llevar a cabo su misión, Marcia contrata al detective privado, Mario Cáceres (Bastián Bodenhöfer), al que le encarga investigar el caso de su cónyuge y de la misteriosa mujer apodada "La Paloma". Lo que no se imagina, es que Mario, además de ser un investigador bastante torpe que nunca ha terminado completamente los casos que le han encargado, es hermano de Wanda. Ante el peligro que corre, Wanda hará mil piruetas y pondrá en riesgo su identidad para no verse descubierta ni por su amiga ni por Mario, que dedicará todo su tiempo en encontrar a la amante de Adán Pereira, sin saber que siempre ha estado al lado de él. "Mario Copuchas", apodo que le adjudican a Mario de manera burlesca, no está solo en su búsqueda incesante, ya que cuenta con la ayuda de su mejor amigo, Simón (Cristián Campos), un abogado holgazán y bastante mujeriego, que siendo cómplice y compañero de Mario, también se involucrará y más de la cuenta, con la familia de la clienta de su amigo. Cuando ponga sus ojos en Ema (Amparo Noguera), la poco agraciada y mayor de los hijos de Marcia, un gran conflicto se desata entre él y los parientes de la muchacha, ya que miran con mala intención y mucha sospecha que alguien como Simón se haya fijado en una mujer como Ema, que -exceptuando su físico- es un verdadero botín de oro, al su padre dejarla como única heredera de toda su fortuna. El abogado luchará contra estos prejuicios, mientras soporta la intervención de terceros, como Claudia (Sandra O'Ryan), la extrovertida novia de Mario, que lo ama en secreto, y que no dejará que Simón y esa "fea" estén juntos. Marcia también explora terrenos desconocidos y nuevos para ella, tras conocer y compartir muchas cosas con Mario, dándose cuenta que se ha enamorado de él. Pero el ser viuda reciente y de existir una diferencia de edad entre ambos, es un impedimento que se autoimpone la mujer para no cumplir con su deseo.

Otra de las historias atractivas, es la que lideran Helena y Adriana. Ambas muy amigas en la juventud, a pesar de la diferencia social, pero separadas por el amor y el interés de un hombre. Hoy veinte años después, a penas cruzan miradas, pero no imaginan que sus vidas quedaron unidas por un gran secreto que desconocen. Tanto Helena como Adriana se embarazaron al mismo tiempo y dieron a luz en la misma clínica, pero don Miguel del Real (Armando Fenoglio), padre de Helena, temeroso que su hija no le pudiese dar un nieto varón, decidió entrometerse en el asunto, involucrando a Adriana también. Aquel día en que nacieron las criaturas, don Miguel sobornó a una enfermera para que intercambiara el bebé de su hija por un varón, si es que ella no llegaba a tener uno. La profesional de la salud acató la orden, y gracias a los dos, tanto Helena como Adriana criaron sin saberlo al hijo de la otra: Adriana pensó que había tenido una niña, la cual creció para transformarse en una caprichosa y rebelde jovencita a la que nombraría Myriam (Catalina Guerra); Helena pensaría que dio a luz a un varón, el cual se transformó en un joven simpático y soñador, que bautizaría con el nombre de Gilberto (Carlos Embry). Tras dos décadas pasadas, Adriana y Helena se reencuentran en la fiesta de Marcia, ocultando el desprecio que cada una siente, pero las cosas se agravan cuando sus dos hijos de 18 años, se conozcan y se enamoren locamente. Ambas mujeres se oponen a esta relación, con Adriana negándose aún seguir enamorada del novio que la abandonó por perseguir el dinero de Helena y casarse con ella, Jaime (Patricio Achurra), mientras que Helena se ensañará duramente y sin saberlo, contra su propia hija, idéntica en su personalidad cuando tenía la misma edad. Un anciano Don Miguel también se ve muy afectado por este encuentro de dos generaciones, sobre todo porque regresa a su vida Eva Santelices (Lucy Salgado), la inescrupulosa enfermera que contrató para sustituir a su nieto. La mujer ha vuelto en búsqueda de más dinero del caballero, pero el destino dará una impresionante vuelta, cuando Eva termine trabajando como empleada doméstica de la casa de la familia Del Real, donde acosará y torturará psicológicamente al atormentado hombre, con tal de conseguir sus propósitos o si no, se verá obligada a revelar todos los pecados que ambos cometieron hace casi veinte años.

Elenco

Participaciones Especiales

Trivia

  • Inexplicablemente, a pesar de los buenos índices de audiencia que obtuvo la teleserie en 1991, Canal 13 no la ha vuelto a repetir, ni por sus pantallas ni por su nueva señal de cable: RecTV.
  • Debuta en las teleseries, la reconocida actriz Aline Kuppenheim. También inicia su corto período en la actuación, la hoy día, conocida Mujer del tiempo en Canal 13, y madre de Belén Soto, Carolina Infante.
  • Esta teleserie tuvo un spot promocional muy popular en 1991, donde Carlos Embry (quien en la teleserie caracteriza a Gil) dentro de su personaje aparece bailando con una mujer y le dice a los espectadores "yo me llamo Gil, pero no tengo nada de gil" (momento en el cual le quitan a Gil su pareja de baile). En Chile la palabra gil es un modismo que se usa para decirle a alguien "tonto".
  • Fue la última telenovela de Bastián Bodenhöfer en Canal 13 para emigrar al año siguiente a TVN, donde protagonizaría la exitosa teleserie Trampas y Caretas que lo mantendría en las filas del canal estatal hasta el año 2000, en el que se retiraría del mundo de las teleseries, luego de ser nombrado por el entonces Presidente de la República, Ricardo Lagos, como agregado cultural en la embajada de Chile en Francia. Cargo que ocuparía hasta el año 2002. Regresaría a las teleseries chilenas el 2006, en la adaptación nacional Montecristo, y a las pantallas de Canal 13 el 2009, protagonizando Cuenta Conmigo. Recientemente fue parte del elenco de la malograda teleserie de la ex señal católica, Valió la Pena.
  • Los rumores dicen que la teleserie Brujas del mismo canal, se habría inspirado en la columna vertebral de Ellas por Ellas, al momento de desarrollar su trama central. En ambas historias, una mujer buscaba al culpable de la muerte de su ser querido, teniendo a un grupo de mujeres como sospechosas principales, y encargando a un hombre de seducir a unas de ellas para dar con la verdad.
  • Ésta fue de una de las pocas teleseries de Canal 13 donde en su último capítulo se da el fenómeno conocido como "romper la cuarta pared" (romper la "barrera imaginaria" que separa el "mundo ficticio" de la teleserie con el "mundo real" al que pertenece el espectador). Esto se da en el momento en que cada uno de los personajes se empieza a despedir de los espectadores.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.