FANDOM



Champaña fue una teleserie de Canal 13, emitida durante el primer semestre de 1994. Basada en un guion del destacado autor brasileño Cassiano Gabus Mendes, siendo el dueto de guionistas, Fernando Aragón y Arnaldo Madrid, quienes se encargaron de adaptar Champagne al público chileno. Contó con la dirección general de Cristián Mason.

Protagonizada por Gloria Münchmeyer, Fernando Kliche, Amparo Noguera, Jaime Vadell, Álvaro Rudolphy, Aline Kuppenheim y Alfredo Castro.

No tuvo el mismo éxito que la producción del primer semestre anterior. Fue vencida en sintonía por la telenovela Rompecorazón de Televisión Nacional de Chile, marcando 16,8 puntos de rating promedio. Sin embargo, Champaña fue reconocida por la crítica especializada, llegando a ganar el Premio Apes a la Mejor Teleserie del Año.

En esta telenovela debutaron en Canal 13 las actrices Paulina Urrutia, recién emigrada de Televisión Nacional de Chile, Tamara Acosta y Andrea Freund, quien le tocó personificar a Sara Oyarzún, la joven muerta que movía los hilos de toda la historia en torno al descubrimiento de su asesino.

Argumento

Es 1984 y en el recinto "Los Tranques" se festeja el cumpleaños número 18 de la bella y angelical Sara Oyarzún (Andrea Freund). Verónica (Amparo Noguera), la mejor amiga de la familia, ha organizado un baile de máscaras venecianas en honor a la festejada. La cena y el baile transcurrieron sin contratiempos, todo era alegría, pero a las cinco de la mañana, la servidumbre de la mansión encontró el cadáver de Sara, en uno de los automóviles de las visitas que estaban estacionados en el jardín, con señales de haber sido abusada. Sara estaba de novia con Renán (Alfredo Castro), quien fue el primero en llegar cuando fue hallada sin vida. Gastón (José Secall), el chofer de los Oyarzún, apareció en una situación muy sospechosa en el lugar del asesinato y una de las sirvientas lo acusó del homicidio, por lo que debería purgar diez años en la cárcel, pero a falta de pruebas en su contra, fue dejado en libertad después de un año. Aún con lo sucedido, ni la familia de este chofer, como los invitados de aquella noche fatal en Los Tranques, volverían a tener sus vidas en completa normalidad.

10 años después de lo sucedido, un desconocido paga a Álex (Felipe Castro), quien es director de cine, para que haga una película con la historia, con el propósito de descubrir al verdadero asesino durante su realización. Álex reúne a tres amigas suyas, que no se soportan entre sí, para realizar el filme. Ellas son: Valentina Garcés (Aline Kuppenheim), quien elaborará el guion de la cinta, Pilar (Luz Croxatto) será la productora, mientras que Julia (Marcela Osorio), una taquillera y sensual actriz, será la encargada de encarnar a la inocente Sara.

La lista de sospechosos donde los profesionales podrían sacar más de una inspiración, es extensa y variada, ya que tanto los asistentes y las parejas de estos en aquel tiempo, tenían razones suficientes como también secretos inconfesables, que los unían a Sarita Oyarzún, de alguna otra forma. Empezando por el, a primera impresión, calmo y acomodado publicista Bernardo Brandao (Jaime Vadell), que siente culpa y pierde el control cada vez que su esposa Irene (Sandra Solimano), le menciona a la chica, a la que esta despreciaba con todo su ser. Bruno (Fernando Kliche) siempre ha tenido fama de mujeriego seductor, Sarita pudo haber caído fácilmente en sus redes y no solo en las de materia amorosa; Verónica, su prometida hace diez años, y hoy esposa, quería mucho a su amiga, pero varias veces sus celos la vencen y no puede soportar que su hombre coquetee con otra, o que alguna mujer ponga sus ojos en él. Francisco (Sergio Hernández) vive atormentado por fantasmas del pasado hasta la actualidad, además estuvo desaparecido durante 30 minutos la noche de la fiesta; su esposa Teresa (Romana Satt), parece esconder algo y protege a alguien que nadie conoce. Alfonso (Alex Zissis) fue muy amigo de la difunta joven, e insiste en no haber asistido a la fiesta, pero el siempre estar justificándose, lo convierte en un perfecto sospechoso, que entre 250 invitados enmascarados, pudo haberse camuflado y cometer el crimen. O bien pudo haber sido el mismo Renán, propietario del Club Champaña y novio de Sara hasta la noche de su fallecimiento, que al descubrir algo en esa fiesta sobre su amada, quizás avivó en su interior, otra cara que ni él conocía. Pero Renán aún sigue amando a la chica Oyarzún y venerándola con locura, a pesar de que actualmente esté poniendo sus ojos en la dulce y sencilla Marly (Paulina Urrutia), ex novia de Nil (Francisco López), el tímido hijo de Gastón, el chofer al que acusaron en aquella fiesta, que para probar la inocencia de su progenitor, lucha por recordar lo que hizo horas antes de que mataran a Sara.

A una década de ese fatídico baile de máscaras, hay otro par de antifaces, escondidos detrás de una máquina de escribir y de una lujosa mansión, que pueden resbalarse ante la luz pública en cualquier momento. Se trata de Valentina, la guionista de la cinta inspirada en Sara Oyarzún, que por un lado, crea e intenta descubrir a su asesino, mientras que esconde ser una ladrona de millonarios, donde joyas y objetos de valor van en ayuda de un orfanato del cual ella es su benefactora anónima. Quien la secunda en todo esto es Juan José (Álvaro Rudolphy), un galante abogado que vela y disfraza el estatus de su acaudalada familia, comandada por su abuela Doña Luisa (Malú Gatica), para impedir que tanto ella, como su hermana y sobrinos, se percaten de la ruina económica que los embarga hace tiempo. Esta dupla de ladrones de joyas, se darán cuenta que la complicidad presa de práctica y desprecio mutuo, para volverse amor, requiere de un paso al alcance de los dos.

El filme titulado "Los Tranques" provocará un severo dolor de cabeza entre estas familias ricas y turbias, donde el verdadero culpable ha estado viviendo a la vista de todo mundo. Descubrir quién es la amante secreta del conquistador Bruno, como adentrarse en la verdadera historia de Sara Oyarzún para llegar hasta su asesino, serán a lo largo de la telenovela, una red de intrigas y sospechas, donde pasiones, romances, conflictos y ambiciones harán de Champaña un coctail mortal con la invitación ya hecha.

Elenco

Participaciones Especiales

Muertes

  • Sara Oyarzún (Andrea Freund): Asesinada por Verónica Valdés (Amparo Noguera) la noche de su cumpleaños número 18, en 1984. La aparentemente dulce y angelical "Sarita" estaba obsesionada con el novio de su mejor amiga, Bruno (Fernando Kliche), sin importarle estar de novia con Renán (Alfredo Castro). En complicidad de Francisco Jurandir (Sergio Hernández), su amante, urdió un plan para atraer la atención de Verónica hacia el auto de Rafael McMillan, vehículo en donde Sara y Francisco habían tenido relaciones sexuales. Al llegar Verónica al estacionamiento, encontró a Sara acostada en el asiento trasero, sin compañía de nadie y con la máscara que había utilizado Bruno en la fiesta, en su entrepierna. Sara le hizo creer que se había acostado con su novio, por lo que Verónica, presa de los celos, la estranguló hasta matarla, para desaparecer en la oscuridad de la noche, llevándose la máscara. Diez años después, Bruno se adjudica este crimen, para salvar a su esposa de ser descubierta. Con su marido condenado por asesinato, nunca nadie supo que Verónica había sido quien mató a Sarita Oyarzún, solamente Bruno y su madre Olivia (Gloria Münchmeyer).
  • Zenilda Romero (Gabriela Medina): Asesinada por Bruno Biondi (Fernando Kliche), mediante disparos a quemarropa, en 1994. Zenilda era una chantajista que había estado extorsionando a gran parte de los asistentes esa noche en Los Tranques. Bruno y Verónica fueron parte de sus víctimas. Llegó un punto en que Bruno temía que Zenilda efectivamente supiera que su esposa había matado a Sara, así que para frenar el chantaje, el sujeto se encontró con Zenilda en la habitación de hotel donde ella hospedaba para asesinarla a disparos, acabando con la vida de la extorsionadora, cuyo cadáver salió expulsado hasta las afueras del hotel. Bruno trató de culpar a Bernardo Brandao (Jaime Vadell), el padre biológico de Sara Oyarzun, del crimen de Zenilda.

Trivia

  • Con Champaña iniciaría oficialmente el período en que ninguna telenovela del primer semestre de Canal 13 lograría ganarle en audiencia a una producción de Televisión Nacional de Chile, comandada por el exitoso director Vicente Sabatini. Tendría que pasar prácticamente diez años para que la estación católica volviese a ocupar el liderazgo que obtuvo antes del éxito que cosecharía Sabatini y su equipo durante la mitad de la década de los 90 en adelante. La producción triunfadora sería Machos.
  • Hasta la fecha, Champaña no ha vuelto a ser emitida ni por las pantallas de Canal 13 ni por la nueva señal de cable de la emisora: RecTV.
  • Esta telenovela partió sus primeros capítulos con una narración demasiado mesurada, agarrando ritmo recién emitidos los capítulos 6 y 7. Pese a que la Guerra de las Teleseries entre Champaña y Rompecorazón inició con un empate técnico entre ambas producciones (22,7 puntos para Canal 13 y 22,2 puntos para TVN), el canal estatal tuvo el ingenio de repetir el primer capítulo de su producción en horario estelar, hecho inédito en aquel entonces. Obteniendo como resultado que el promedio de rating de Rompecorazón en su segundo capítulo subiera a 26 puntos, mientras que la producción de la estación católica quedaba en segundo lugar con 18,7 puntos de audiencia. Finalmente, Rompecorazón sería la vencedora del primer semestre con 26 puntos de rating promedio y Champaña se mantendría hasta su último capítulo con 16 puntos.
  • Da la curiosidad que ambas telenovelas competidoras ese semestre hayan sido adaptadas de textos del mismo autor: el brasileño Cassiano Gabus Mendes. La versión original de Champaña fue Champagne emitida por TV Globo en 1983, mientras que Rompecorazón era una adaptación de Brega e chique, emitida por la misma cadena brasileña en 1987.
  • Como se había dicho antes, en esta telenovela debutaba la actriz Paulina Urrutia en Canal 13, después de haber sido parte del elenco estable de las teleseries de Vicente Sabatini en Televisión Nacional de Chile por cuatro años. A la par debutaban en el mundo de las telenovelas, el actor Carlos Díaz y las actrices Tamara Acosta y Andrea Freund, esta última llevando el peso dramático de la historia, aunque con escasas apariciones. También debutó de manera ya oficial, Marcelo Alonso con un personaje estable en una teleserie. A pesar de que el actor había aparecido el año anterior, en la teleserie Marrón Glacé, realizando una participación especial, con un personaje muy pequeño, que tres años después volvería a repetir en la secuela de la teleserie; Marrón Glacé, el regreso, con mayor participación y más escritura en el personaje.
  • En aquel semestre, surgió una polémica en las áreas dramáticas y sobre todo en el gremio actoral que laboraba hace mucho tiempo en las teleseries nacionales, cuando Canal 13 tuvo la idea de incluir a modelos y animadores de televisión, sin estudios actorales, dentro de sus elencos estables. Los ejecutivos de aquel entonces se justificaron aludiendo que pretendían que el Área Dramática de la estación católica estuviese en vías de igualarse a las grandes cadenas de televisión internacionales, en las que se incluían estos personajes que aportaran fama y belleza física a los elencos de las telenovelas, como los que solían aparecer en teleseries de la Rede Globo, en Brasil. Rostros juveniles en aquellos años que tuvieron papeles en Champaña como Cristián de la Fuente, Guido Vecchiola, Araceli Vitta, Victoria Gazmuri, entre otros, fueron asesorados en un taller dispuesto por Canal 13 a cargo de la actriz Gabriela Medina para que impartiese clases de actuación y manejo en las teleseries a estos alumnos. Otros egresados que saldrían de esta escuela para obtener finalmente un rol en una telenovela del canal, fueron Claudia Conserva, Angélica Castro, Paola Camaggi, Tamara Acosta y Marcelo Alonso.
  • A raíz de la inclusión de estos rostros en las teleseries, el actor Álvaro Morales, perteneciente al elenco de la teleserie que vencía en sintonía a Champaña, publicó una carta en una revista magazinesca donde se quejaba de que "hubiese gente como estos que de inmediato les surgiera una oportunidad para estar en una telenovela, mientras que jóvenes como él (en aquel entonces), tenían que estudiar cuatro años o más en escuelas de teatro para después de algún tiempo, obtener el llamado a participar en una producción dramática".
  • Esta sería la primera de muchas ocasiones en que el cantante y compositor chileno Beto Cuevas, musicalizaría el tema central de una teleserie. Siendo Champaña su debut en las producciones, aunque en esa oportunidad como parte de la banda La Ley, con el tema En la ciudad. Años después interpretaría como solista los temas centrales de las teleseries Fuera de Control y Los Pincheira.
  • Arnaldo Madrid, uno de los guionistas encargados de la adaptación de la telenovela, ha manifestado en la actualidad que Champaña es una de sus telenovelas favoritas y de las que más placer le ha dado al escribirla, junto con Aquelarre.
  • Champaña ha sido la última teleserie de Amparo Noguera en Canal 13. Al igual que de Álvaro Rudolphy, Alejandra Fosalba, Luis Alarcón y Jaime Vadell. Casi todos estos actores emigrarían ese mismo año o en 1995 a Televisión Nacional de Chile, aunque 20 años después, Vadell retornaría a Canal 13 formando parte de la serie El Hombre de tu Vida y de la teleserie nocturna Secretos en el Jardín.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.